Antecedentes

Entre los antecedentes que podemos encontrar acerca de la creación de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México destaca el hecho de que a partir de 1994, bajo la vigencia de la Ley de Protección al Ambiente del Estado de México, la  Secretaría de Ecología Estatal, primero a través de la Dirección General de Prevención y Control de la Contaminación Atmosférica, realizaba visitas de Verificación a Fuentes Fijas y Móviles, con la finalidad de corroborar el cumplimiento de las normas ambientales de competencia local.  
 
Cuando de la visita se desprendía la existencia de alguna infracción, se instauraban los expedientes denominados PAS (procedimientos administrativos de sanción) que eran sustanciados por la citada Dirección General, con la colaboración de la Unidad jurídica  de la Secretaría  de Ecología, y concluían  con una resolución en la que se eximía  o se sancionaba al infractor, según fuera el caso, pero no se iniciaba procedimiento administrativo.
 
Otro antecedente importante lo constituyó la Ley de Protección al Ambiente para el Desarrollo Sustentable del Estado de México, vigente a partir del 27 de marzo de 1998, donde se refería  la creación de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente a fin de que ejercitara, de oficio o dación, sanción denuncia y mediación, que fuera competencia del Gobierno del Estado de México en materia de ecología  y medio ambiente.
 
En efecto, con el afán de crear un órgano especializado en la procuración, vigilancia y difusión del cumplimiento de la normatividad ambiental, el 22 de enero del año 2002, el Ejecutivo estatal emitió un acuerdo  por él se creó la Procuraduría de Protección al Ambiente  del Estado de México como un órgano desconcentrado de la entonces denominada Secretaría de Ecología, ahora Secretaría del Medio Ambiente, con la autonomía técnica y administrativa  para el ejercicio de sus atribuciones.
 

Dicho acuerdo, como se ha referido, entró en vigor el día 13 de marzo del mismo año y permaneció vigente hasta el 7 de enero de 2008, cuando fue derogado por el citado "Decreto del Ejecutivo del Estado por el que se transforma el órgano desconcentrado denominado Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México en organismo público descentralizado", que actualmente es el instrumento jurídico fundamental para la existencia y funcionamiento de la defensoría de derechos ambientales de los mexiquenses.